Joven se cura de VIH positivo después de tener un encuentro con Jesús

Cuando era pequeña, Eli fue maltratada corporalmente por un conocido. Debido a este suceso, a la edad de 9 años, pensaba en querer partir de este mundo.

Cuando era pequeña, Eli fue maltratada corporalmente por un conocido. Debido a este suceso, a la edad de 9 años, pensaba en querer partir de este mundo.

Cuando comenzó a caminar en su adolescencia, la joven se volvió adicta a varias sustancias. También fue hospitalizada por problemas de salud.

“Era como si siempre estuviera gritando dentro de mí. Y nunca tuve tranquilidad, fue una agonía constante ”, comenta Eli.

Después que termino la secundaria, la adolescente se mudó a Los Ángeles y se ahogó en los vicios. Trató de buscar ayuda y fue a rehabilitación muchas veces, pero siempre recaía, sin encontrar la paz que buscaba.

“Vivir era más difícil que seguir en este mundo. Viví constantemente solo para no lastimar a otras personas, pero nunca fue para mí ”, señalo.

– Ad –

Además, en su adicción de una década y sus feos pensamientos, también contrajo el VIH, y se volvió aún más desesperada.

En el año 2012, Eli tuvo un recuerdo de sus problemas de infancia, seguido de una convulsión que tomar la decisión de querer partir de este mundo. Pero algo la detuvo.

Los padres llevaron a Eli a Captive Hearts, una casa de rehabilitación cristiana. Luego se reunió con la capellán Judy Bowen, quien la conoció hace diez años y pensó que la joven ya no estaba con vida.

Judy y varios otros consejeros la llevaron a un servicio de oración en las salas de curación. Fue entonces cuando la Palabra de Dios a través de un pastor ministró a Elí.

“El pastor dijo una palabra al azar y comenzó a llorar. Dijo ‘alguien aquí ha estado en un lugar tan oscuro. Y el Señor me dice que ahora te está sanando. No te quites la vida ‘”, concluye Eli.

Ese mensaje abrió el corazón completamente de Eli y ella le dio su vida a Jesús.

“Nunca me había sentido tan libre y amado en mi vida. Simplemente acepté a Jesús, me entregué completamente a Él. A Dios no le importaba nada de eso. Mis problemas no importaban ”, testificó Eli.

Hoy, Eli se ha recuperado de su adicción y ya no piensa en el suicidio. Se convirtió en músico y escritor cristiano, se casó y tuvo dos hijos, y Dios la sanó del VIH.

Comments

comments

Compartir
Loading...