China prohíbe a los maestros mencionar a Dios o la oración en las aulas

China.- Los maestros que mencionan a Dios en las escuelas corren el riesgo de perder la vida, ya que las autoridades controlan los materiales educativos y amplían su lista de temas que los maestros no pueden discutir o ni siquiera mencionar en las aulas.

China.- Los maestros que mencionan a Dios en las escuelas corren el riesgo de perder la vida, ya que las autoridades controlan los materiales educativos y amplían su lista de temas que los maestros no pueden discutir o ni siquiera mencionar en las aulas.

Conforme a los relatos compartidos por ‘Bitter Winter’, asegura que el Partido Comunista Chino está monitoreando lo que dicen los maestros en las escuelas y universidades.

Los profesores son observados rigurosamente en las escuelas por funcionarios que buscan “pensamientos prohibidos”, confirmando que no se enseñe a los alumnos sobre democracia, religión ni se los exponga a ninguna crítica al régimen. Las escuelas en China están controladas y buscan cuidar su ideología.

“El gobierno cree que los maestros religiosos son enemigos del gobierno, incluso si no evangelizan”, afirma un maestro de inglés de la provincia oriental de Shandong.

– Ad –

El gobierno Chino teme que integren la fe cristiana en las iglesias. Por eso controlan estrictamente a los profesores y quieren que sigan su sistema ideológico y, finalmente, se conviertan en marionetas que no pueden pensar de forma independiente.

El Departamento de Educación de China también ha compartido una propuesta para cada escuela que establece un “equipo de control ideológico” en un intento por garantizar que los maestros no influyan en sus aulas con diferencias religiosas o ideológicas.

En en ultimo informe, la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos señaló que el gobierno Chino prohibió a los jóvenes menores de 18 años participar en servicios religiosos. Además, los líderes cristianos tienen prohibido organizar cualquier actividad con los jóvenes o animarlos a considerar las vocaciones ministeriales.

Comments

comments

Compartir
Loading...