Vicepresidente de Estados Unidos prometió ayudar a los Cristianos Perseguidos

Estados Unidos.- El vicepresidente, Mike Pence brindó un discurso de apertura en la Cumbre Anual “En defensa de los cristianos”, esta fue a mediados de la semana pasada en Washington y envió un mensaje de solidaridad y esperanza a los cristianos perseguidos que se encuentran en el Medio Oriente.

Mike Pence declaró: “La Palabra de Dios nos dice que todos los que quieren vivir una vida piadosa a través de Cristo Jesús serán perseguidos. Lamentablemente en la actualidad, el cristianismo está siendo atacado de una manera brutal, precisamente en la antigua tierra donde comenzó a crecer por primera vez”.

“Hoy en dia, vine para decirles que la ayuda está en camino. El presidente estadounidense Donald Trump, yo y nuestra administración entera estamos trabajando incansablemente para proteger a esas comunidades antiguas”, subrayó.

Llamando el mal por su nombre

Los creyentes en Cristo y las minorías religiosas siguen sufriendo brutales torturas en el Oriente Medio, acciones que el gobierno Trump no dudó ni un momento en llamarlas por su nombre: GENOCIDIO.

“Esto es genocidio, son crímenes contra la humanidad y los llamamos de lo que realmente son”, aclaró el vicepresidente Pence.

“El presidente y yo vemos claramente estos crímenes como realmente son: actos de persecución, promovido por el odio contra los que creen en Cristo y por la intolerancia a los cristianos, y el presidente Trump asegura que esto es realizado por el radical terrorismo islámico “, manifestó Pence.

Venciendo el califato

El vicepresidente trajo algunas buenas noticias en el combate a la persecución religiosa, aclarando que el Estado Islámico esta pasando por días difíciles.

“Gracias al coraje de las fuerzas armadas estadounidenses ya la determinación del comandante encargado, tengo el placer de informar que el Estado Islámico está siendo expulsado”, afirmó Pence.

Hace una semana, las fuerzas armadas apoyadas por EEUU que ayudaron a liberar a Raqqa, retomando una de las últimas fortalezas del califato derribado.

Un cambio para la reconstrucción

Mientras la mayoria festejan la casi destrucción del Estado islámico, Mike hace un llamado para ayudar a las víctimas que sobrevivieron al genocidio.

No obstante, el Pence declaró que esta administración está ayudando a los cristianos perseguidos de una forma totalmente diferente a como lo hacia el ex presidente Obama.

“Hoy tengo el privilegio de comunicar que el presidente Donald Trump le dió las ordenes al Departamento de Estado para que dejara de financiar los ineficaces esfuerzos de socorro de las Naciones Unidas y, a partir de hoy, nuestro país proporcionará apoyo directo a las comunidades perseguidas a través de la USAID” , señaló.

La fe puesta en Dios

Mientras todo esto marcha hacia adelante, el vicepresidente Mike Pence tiene la fe de que Dios hará un gran milagro en Oriente Medio.

“Tengo fe porque soy creyente y yo creo en Aquel que dijo: ‘cuando pasas por las aguas, yo estaré contigo'”, testificó Pence.

“Dios va a soplar una nueva vida en la comunidad de Cristo de Oriente Medio, en aquel rincón del mundo donde todo comenzó”, concluyó.

Fuente: Guiame

Comments

comments

Compartir